br>

Agricultores chinos apuestan por los invernaderos

El rápido desarrollo de la economía china ha incrementado la demanda de productos alimentarios seguros y de calidad alta

Agricultores chinos apuestan por los invernaderos

Agricultores chinos apuestan por los invernaderos

“En los últimos años cada vez han sido más las personas que han decidido incorporarse al sector agrícola chino. Al mismo tiempo, estos recién llegados, al contrario de lo que ocurre en la agricultura tradicional, cuentan con más capital y un alto nivel educativo. Ahora, están impulsando el desarrollo del sector del invernadero en China”, relata Chen Lei, de Ningbo Sunshine Greenhouse Co Ltd.

“El auge del sector del invernadero se ha beneficiado de tres factores. En primer lugar, el Gobierno ha intensificado el apoyo a la agricultura, en especial en el norte. En segundo lugar, el rápido desarrollo de la economía china ha incrementado la demanda de productos alimentarios seguros y de calidad alta, lo cual empuja a los agricultores a la continua busca de mejoras científicas y métodos de cultivo avanzados. En tercer lugar, China es inmensa, por lo que las diferencias climatológicas son considerables.

Por ese motivo, las necesidades de los invernaderos y su equipamiento difieren en función de las distintas regiones. Por ejemplo, los inviernos son muy fríos en el norte y nieva mucho, así que se necesitan invernaderos resistentes al peso y capaces de conservar el calor. En las zonas costeras del este y el sur, por otro lado, todos los años se producen huracanes acompañados de grandes cantidades de agua, por lo que se necesita refugio contra el viento y la lluvia. Además, a la hora de construir los invernaderos, hay que tener en cuenta también la ubicación, porque hay que evitar la temporada de huracanes y la de lluvias; de lo contrario, los daños serían cuantiosos”.

“En la actualidad, los berries como las fresas y los arándanos se cultivan en invernaderos de monómeros y de uno o varios túneles, tanto en China como en el extranjero. El principal motivo es que la mayoría de las berries solo se pueden cosechar una vez al año. En comparación con otros cultivos, el valor anual por hectárea no es tan ventajoso. Por esa razón, muchos productores eligen cultivar en invernaderos para evitar los problemas principales asociados a largos tiempos de producción, como la conservación del calor, la protección contra la lluvia y la prevención de plagas. Así, se pueden reducir las inversiones iniciales y satisfacer los requisitos de crecimiento de las berries”.

“Nuestra empresa se fundó en 1997 en Ningbo, Zhejiang. Principalmente, ofrecemos diseño, fabricación e instalación de equipamientos agrícolas, como invernaderos. En la actualidad, nuestra clientela es muy amplia. Está formada por productores, distribuidores, organizaciones gubernamentales e institutos de investigación. Nuestros clientes extranjeros son en su mayoría distribuidores a gran escala”.

Puede interesarte  China y Nueva Zelanda acuerdan reconocimiento de certificaciones orgánicas

“El mayor reto en la construcción de invernaderos es la funcionalidad. Construir un invernadero no consiste en levantar una estructura de acero sobre el suelo, también conlleva servicios de seguimiento. Las empresas que necesitan invernaderos no solo quieren dominar los conocimientos básicos de estas estructuras, sino que también quieren adquirir conocimientos sobre el propio cultivo, para que el invernadero pueda desempeñar una función importante en la mejora de la producción y la calidad del cultivo”.

“Para garantizar la tecnología aplicada, contamos con equipos propios de investigación y desarrollo, producción e inspección de la calidad. Al mismo tiempo, estamos en contacto con otras organizaciones de investigación y aprendemos de ellas. En comparación con otras empresas del sector, nosotros disponemos de una dilatada experiencia en exportación y de un concepto moderno de gestión. Somos una de las pocas empresas fabricantes de invernadero que trabajan tanto en China como en el extranjero”.

Con información de Fresh Plaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *