br>

Con millones de lombrices, empresa mexicana produce fertilizante orgánico

Fertlom distribuye al año mil 400 toneladas de humus y 200 mil litros de lixiviado, productos naturales que no dañan el medio ambiente

Con millones de lombrices, empresa mexicana produce fertilizante orgánico

Con millones de lombrices, empresa mexicana produce fertilizante orgánico

México. – Por medio de diversos procesos biológicos, millones de lombrices logran crear un fertilizante natural y orgánico el cual ayuda a que los cultivos absorban todos los nutrientes sin dañar el medio ambiente.

La especie de lombriz empleada es californiana roja, misma que se alimenta de residuos vegetales y excretas de animales como vacas, borregos y caballos. Las lombrices son colocadas en lechos con este alimento para que lo consuman y lo excreten. El resultado final son humus y lixiviado que son usados como fertilizantes completamente orgánicos.

El humus es parecido a la tierra húmeda de color negro y el lixiviado es un líquido similar a un refresco de cola. Ambos poseen nutrientes que ayudan en el desarrollo y calidad de las plantas.

La empresa Fertlom cuenta con una planta dedicada a estos procesos en la zona de Nextipac con una comercialización de mil 400 toneladas de humus y 200 mil litros de lixiviado anuales, comentó su director Arturo Parada.

“Cuando agregamos el humus a la tierra estamos incorporando materia orgánica a los cultivos y millones de microorganismos benéficos que le dan vida y como consecuencia productos de la máxima calidad. Lo que hacen hoy los agroquímicos es degradar la tierra”, indicó.

Tanto el humus como el lixiviado son el resultado de procesos biológicos que ayudan a controlar los fitopatógenos y algunas plagas en la agricultura.

La empresa distribuye estos productos en algunos lugares como Tala y Ameca, donde se produce caña; Sayula y Jocotepec, donde la producción es muy alta en berries; y en Michoacán, cuya producción es mayormente de fresa y aguacate.

Puede interesarte  Fabrican utensilios desechables con lirio acuático

“Si un productor con un programa establecido agrega humus a la tierra, estará incorporando microorganismos vivos y materia orgánica que se ha perdido en la agricultura actual, de tal manera que en un proceso de tres a cinco años estará restaurando la fertilidad del suelo y sólo aplicará cuando mucho 30% de agroquímicos de lo que actualmente usa”.

Beneficios del fertilizante

  • Estos fertilizantes reducen la pérdida de suelo por erosión, al incrementar la capacidad de penetración de agua en el suelo.
  • Hace más resistentes a las plantas contra las plagas, enfermedades, sequías e inundaciones.
  • Los costos de fertilización y mantenimiento asociados a la producción se reducen drásticamente.

Proceso para generar el producto

Los residuos de los vegetales molidos junto con la excreta de vaca, caballo y borrego se convierten en una precomposta, la cual se coloca en una plancha de concreto para monitorear su temperatura para que llegue a entre 50 y 60 grados centígrados, con el fin de eliminar los patógenos. Después se extiende en la plancha para que la temperatura baje, se tenga un PH alcalino de 8%, y una vez lográndolo, el producto está listo para alimentar a las lombrices.

Las millones de lombrices son alimentadas cada ocho días en los 80 lechos que fueron colocadas; cuando se llena un  lecho con la excreta que eliminan las lombrices, se obtienen seis toneladas de humus cada mes y medio.

Los lechos son regados con agua limpia de pozo y lo que de ahí surge es el lixiviado con las características de color oscuro e inoloro que corren a tres cisternas con una capacidad de 15 mil litros.

Puede interesarte  Agricultura biodinámica: mirar el suelo como se mira el cielo

Una vez cernido el humus y filtrado el lixiviado, los productos son empacados y envasados para su venta.

Con información de El Informador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *