br>

Cosmética biocertificada se abre paso en el mercado europeo

La empresa española Skinature exporta el 60% de su cosmética bio certificada

Cosmética biocertificada se abre paso en el mercado europeo

Cosmética biocertificada se abre paso en el mercado europeo

Madrid. – Skinature se abre paso también en el mercado español de la mano de su cosmética realizada con productos naturales, no testada en animales y con certificación bio. Unos principios que se aplican en toda la cadena, comprendiendo desde la producción de las materias primas hasta la distribución.

Un segmento dentro del que se engloba la actividad de la empresa aragonesa Skinature, que comenzó su andadura en 2012 con el fin dar respuesta a un concepto que no existía de cosméticos sin tóxicos ni químicos, siendo en aquellos años la primera marca española y aragonesa en apostar por este concepto, aparte de ser también la primera empresa en España que obtuvo la Certificación Ecocert, Cosmos Organic, que es mundialmente reconocida y confirma la fiabilidad del producto y su origen orgánico.

“El consumidor cada vez quiere más productos saludables sin parabenos. No quieren ponerse en la piel siliconas, plásticos ni petróleo”, según ha explicado Marcela Valoroso, fundadora de Skinature, a elEconomista.es

Esta demanda impulsó la creación de la empresa, que se ha hecho un hueco importante tanto en el mercado nacional e internacional y que suma reconocimientos con sus cosméticos como la plata a la innovación Farmaselect de los Premios Nacionales iDermo 2018 al mejor diseño y packaging de su pasta de dientes orgánica certificada, que ha recibido recientemente.

El mercado nacional concentra el 40% de sus ventas, comercializándose sus productos a través de los puntos de venta de Alcampo, aparte de estar presente en todas las comunidades autónomas a través de farmacias, parafarmacias y tiendas bio especializadas.

Sus productos también se han hecho un hueco importante en los mercados exteriores, que suponen el 60% de sus ventas. “Facturamos más fuera”. Entre los principales países de destino figuran Francia, Bélgica, Finlandia, Italia, Alemania o México, aunque ahora Skinature también está trabajando en la apertura de más mercados y en consolidar en los que ya se ha hecho testeo y se han producido algunas ventas, que todavía son pequeñas.

Entre estos mercados, por ejemplo, están Bulgaria, Polonia, así como Rusia donde ya ha testado el mercado. Igualmente, sus productos de cosmética bio certificada se lanzaron en Marruecos el año pasado, y se han llevado a cabo acciones comerciales en Grecia o China.

América Latina también está presente dentro de los mercados objetivo de esta empresa. “Costará porque en estos países, con la excepción de México, la cultura bio está llegando todavía más tarde que a España”.

En estos mercados, Skinature introduce sus productos, que se engloban principalmente en tres gamas como Helixium, Ecodenta o Skinnature dentro de la que se elaboran diferentes cosméticos para responder a las necesidades de la piel de la mujer, además de ofrecer productos que cubran la hidratación, nutrición y regeneración, entre otras funciones, para evitar tener que utilizar múltiples cosméticos para el cuidado de la piel.

En sus cosméticos se emplean principios naturales como, por ejemplo, la baba de caracol, que se extrae con sistemas que no dañan al caracol ni impiden que siga viviendo, o aguas terminales de Francia, que tienen más de 7.000 años de antigüedad y que son ricas en zinc y ácido hialurónico vegetal.

Su gama de productos comprende desodorantes con piedra de alumbre y potasio o pastas de dientes realizadas con coco, papaya o sal de zinc. La gama se complementa con champús y otros productos como la espuma de afeitar para hombres.

Son productos que, sobre todo, están siendo muy demandados por personas que buscan una vida más saludable porque “han padecido una enfermedad como, por ejemplo, un cáncer y no pueden utilizar cremas con determinados componentes, o madres con niños pequeños que miran las etiquetas”.

Pero igualmente son demandados por las personas deportistas y las que optan por un estilo de visa sana, apostando por ingredientes saludables, así como por las que siguen la tendencia europea de elegir productos bio “porque tienen más calidad son más beneficiosos para la salud”.

Skinature fue la primera empresa española que obtuvo la Certificación Ecocert, Cosmos Organic, que es mundialmente reconocida y confirma la fiabilidad del producto y su origen orgánico.

En todos estos cosméticos -testados dermatológicamente pero no en animales- se pone especial cuidado desde el cultivo de los principios activos hasta en sus procesos de elaboración y packaging, que es reciclable. Skinature cuenta con centros de investigación en Zaragoza, Barcelona y Francia en los que se sigue el método de ensayo-error hasta encontrar el producto adecuado.

La Certificación Ecocert, Cosmos Organic sigue los principios de prevención y seguridad en todos los niveles de la cadena, desde la producción de materias primas hasta la distribución de productos acabados.

De esta manera, se promueve el uso de productos de la agricultura orgánica el respecto de la biodiversidad, el uso responsable de los recursos naturales y el respeto al medio ambiente, el uso de procesamiento y fabricación que son limpios y respetuosos con la salud humana y el medio ambiente.

Además, integra y desarrolla el concepto de “química verde” y se incide en la sostenibilidad y menor impacto medioambiental.

Con información de ElEconomista.es

Puede interesarte  Alimentos antioxidantes, clave para una piel saludable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *