br>

Cosmética orgánica: oportunidad para la agroindustria

Empresas cien por ciento mexicanas y trasnacionales responden a la cada vez mayor demanda de cosméticos orgánicos

Alina Archundia Ramírez*

¿Te imaginas la posibilidad de maquillarte con la certeza de que los productos que colocarás en tu rostro, con los que lavarás tu cabello, hidratarás y perfumarás tu cuerpo son auténticamente orgánicos, veganos, naturales, sustentables y que además sus pruebas preliminares no se realizaron en animales?

Hoy en México eso es una realidad. Empresas cien por ciento mexicanas y trasnacionales responden a la cada vez mayor demanda de productos orgánicos por parte de la población, principalmente joven, y el sector de la cosmética no es la excepción.

Tal es el caso de Nopalmita, empresa mexicana dedicada a la elaboración de maquillaje cuya materia prima es orgánica como es el caso del nopal, que ofrece importantes beneficios para la piel, en especial para la de los mexicanos que tiene características particulares.

La tendencia al acné, a la resequedad de la piel, caspa y debilidad capilar; así como manchas ocasionadas por los rayos solares son constantes en la piel de los mexicanos.

Mario de Jesús Bautista, director creativo de Nopalmita, destacó la importancia de elaborar productos específicos para la genética, hábitos alimenticios e higiene de los mexicanos, ya que la gran mayoría de las marcas cosméticas en el mercado están estandarizadas.

“A veces se cree que las marcas no funcionan, pero en realidad es que no están adaptadas a la piel de las personas de cada región del planeta, como es el caso de los mexicanos.

“Simplemente no son para ti, aunque funcionen en otros países, porque no se toma en cuenta la genética, el clima”, aseguró en entrevista para Agro Orgánico.

Nopalmita cuanta con una línea de 40 productos cosméticos orgánicos y naturales que incluye líneas completas para cuidado capilar, otra para facial y otra de productos cosméticos; además de arcillas en polvo para cuidado facial.

Sus productos “estrella” son un tratamiento para crecimiento de pestaña elaborado con vitamina E, nopal y extracto de aguacate; así como una crema para despigmentación y eliminación de paño solar.

Cosméticos orgánicos Nopalmita, un estilo de vida
De Jesús Bautista expuso que la respuesta del público consumidor a favor de sus cosméticos orgánicos es ampliamente satisfactoria, debido a que cumplen con sus expectativas, y a pesar de que Nopalmita es una marca independiente, los compradores la adoptan como un estilo de vida.

“Lo que funciona es la recomendación de los clientes. La que va de boca en boca es lo que incentiva e consumo de marcas mexicanas como la nuestra”; aseguró.

En cuanto al promedio de edad que consume los productos de Nopalmita, refirió que es gente joven que fluctúa entre los 24 y los 35 años que es más consciente de la importancia de cuidar el planeta y de usar cosmética alternativa que no perjudique su cuerpo.

“En general es gente joven que tiene el incentivo de buscar nuevas alternativas, lo que lo lleva a informarse y además se adapta muy fácil a las nuevas maneras de comercializar un producto como son las redes sociales”.

Además del nopal, la empresa utiliza como materia prima orgánica extractos de aceite de flores de lavanda, mandarina y coco, así como especies como clavo, ajo, jengibre, además de cacao, chocolate y plantas derivadas de la herbolaria medicinal, entre otras muchas alternativas.

Nopalmita no importa su materia prima. Todos sus proveedores son pequeños productores mexicanos de nopal en la Ciudad de México, en particular en la delegación Milpa Alta. También hay de Puebla, Chiapas y en menor medida de otras entidades que ofrecen su producto totalmente orgánico y artesanal.

Mario de Jesús Bautista refiere que, en promedio, son diez los productores orgánicos con lo que regularmente trabaja Nopalmita desde hace dos años y que cumplen con la necesaria capacidad de producción y calidad.

Puede interesarte  Limita Europa uso de agrocarburantes por daño medioambiental

Sin embargo, destaca que no resulta fácil, ya que desarrollar una línea de productos cosméticos orgánicos y prácticamente artesanales implica dos principales retos.

En primera instancia encontrar a los proveedores y/o productores adecuados y en segundo lugar, encontrar las materias primas adecuadas en cantidad y calidad; aunque la creciente demanda de cosmética orgánica impulsó a Nopalmita a no declinar.

“Nos dimos cuenta que los clientes cada vez más buscan productos que no sean probados en animales y que por tanto sean de origen vegetal u orgánico, por lo que nosotros vamos transformando cada concepto que cumpla con la misión de ser útil al consumidor”.

Añadió que actualmente el consumidor se familiariza cada vez más con los términos “natural” y “orgánico” que si bien están íntimamente relacionados –subrayó– no implican lo mismo.

Al respecto, recordó que en lo que se refiere a los productos orgánicos se requiere certificación que la puede otorgar tanto organismos privados, como gubernamentales, lo que dependerá de cada producto.

En el caso de Nopalmita su materia prima es tanto natural como orgánica “y ésta última para mi ha funcionado como una parte de materia prima importante porque cada vez es más grande el mercado para este tipo de productos”.

No obstante, refirió que no es fácil ni económico la obtención de materia prima orgánica, ya que al no comercializarse en cuantiosos volúmenes encarece su costo de producción y por tanto su presencia en los mercados.

Pero destacó que ante un consumidor cada vez más informado y en la búsqueda de alternativas más amigables con su propio cuerpo y con el medio ambiente, Nopalmita ha hecho un esfuerzo por ofrecer productos que sean costeables y a la vez accesibles al consumidor.

“Gracias a la relación ganar-ganar que tenemos con los proveedores es como hemos podido costear los productos. Al eliminar a los intermediarios, podemos mantener precios accesibles”.

Nopalmita surgió como parte de un proyecto escolar de educación media que promovía la nutrición a través de la ingesta de la cactácea, sin embargo, los estudiantes mexicanos se informaron respecto a los hábitos de salud de culturas como la maya, azteca y de Mesoamérica.

Mario de Jesús Buatista explica que los guerreros y las familias en general, utilizaban el nopal como cicatrizante y bactericida, “por eso nosotros decidimos utilizarla en un proceso formal aplicada a los cosméticos y que cube las necesidades específicas de los mexicanos.

En Nopalmita trabajan actualmente cinco personas de manera directa y un número igual indirectamente. Sus productos se encuentran en un solo punto de venta ubicado en la Ciudad de México, aunque también cuenta con la opción de venta por internet y el pedido se envía por paquetería.

Mario exhortó al público consumidor a adquirir los cosméticos orgánicos de Nopalmita; “vivan la experiencia, sean parte de nuestra filosofía de crear, desarrollar e innovar y con eso apoyan a las empresas mexicanas”.

Perfumes orgánicos y productos vegetalizados
Y si de naturaleza se trata, la empresa trasnacional brasileña Natura tiene una firme presencia en el mercado nacional e internacional. En 2017 cumple doce años de operación en México y es uno de los mercados de mayor relevancia para la compañía en Latinoamérica, después de Brasil.

Está considerada dentro de las mayores empresas “B” del mundo; certificación internacional emitida por B-Lab que reconoce a organizaciones cuyos negocios buscan generar un impacto positivo social y ambiental.

En México, Natura ocupa la quinta posición en el negocio de venta directa y es el país responsable de la producción de cerca de cien productos, con la colaboración de empresas maquiladoras de cosméticos ubicadas en Guanajuato y Valle de México.

Estas plantas están encargadas de fabricar champús, acondicionadores y fragancias para México, Colombia y Perú.

También en México, Natura colabora en el desarrollo de más de 200 proveedores que hoy mantienen operaciones sustentables a través del modelo Triple Bottom Line:económicamente viable, socialmente responsable y ambientalmente correcto.

Puede interesarte  Empresa danesa lanza sopas orgánicas ready to drink

Cuenta con un portafolio de más de 600 productos, organizados en 28 submarcas y 11 categorías. El 30 por ciento del portafolio se renueva cada año, lo cual se traduce en el lanzamiento de alrededor de 250 productos anuales.

La directora de Sustentabilidad de Natura México, Griscelda Ramos, en entrevista para Agro Orgánico, destacó también que Natura es referida como una de las empresas más sustentables del mundo, por lo que forma parte del Índice Dow Jones de Sustentabilidad.

Subrayó que 83 por ciento de sus productos son de origen vegetal y su portafolio de perfumes es cien por ciento orgánicos, al utilizar alcohol orgánico –elemento que se extrae sustentablemente– y más de 20 aceites esenciales inéditos para la creación exclusiva de perfumes.

“Hemos trabajado mucho en ello, nuestro alcohol es cien por ciento orgánico, lo que revela que ofrecemos a nuestros clientes un producto de calidad y que además cuida el medio ambiente; algo que hoy el consumidor cuida mucho”, expuso.

Recordó que la materia prima de Natura proviene de la región amazónica, resultado de una asociación que involucra a alrededor de 2 mil familias y donde la empresa obtuvo el 15 por ciento de los activos vegetales de comunidades en la región.

Ello implica que la primera fase de producción sea orgánica, destacó Ramos quien agregó que este 2017, la empresa cumple once años de no realizar pruebas con animales, por lo que lleva a cabo una observación más estricta de las rigurosas normas de seguridad internacional.

De hecho, mencionó que la fórmula de la línea de jabones es cien por ciento vegetal, lo que implica que no contienen grasa animal, porque una filosofía que caracteriza a Natura es su compromiso con el medio ambiente para construir un mundo mejor.

“Eso no se puede lograr si se daña el medio ambiente. No se trata de reciclar, sino de generar cada vez menos residuos, por lo que Natura ofrece el doble beneficio de la doble funcionalidad: un producto de Natura te sirve y además cuidas el medio ambiente”.

Griscelda Ramos refiere que Natura fue pionera en la década de los ochenta en el concepto de “refill’ en la cosmética, lo que implica que tanto la empresa como el consumidor contribuyen a una disminución importante en las emisiones de carbono.

Asimismo, obtiene el producto a un precio 20 por ciento menor, en comparación con el original.
Aseguró que con ello Natura cuida el poder adquisitivo de sus clientes, así como el medio ambiente y un comercio justo con los productos involucrados en la producción de materia prima.

“Desde la creación de Natura se inició con esta sensibilidad al medio ambiente, por lo que desde 1968, cuando se creó, hasta 1975, se llevaron a cabo investigaciones para contar con los ingredientes vegetales idóneos y en 1980 se inició la modalidad del “refill”.

La directiva de Natura señaló al respecto que la empresa es la primera cosmética en el mundo que contabiliza el valor económico de sus negocios en el medio ambiente y la sociedad, a través de una metodología que considera 18 mil coeficientes.

Desde la creación de Natura se inició con esta sensibilidad al medio ambiente, por lo que desde 1968, cuando se creó, hasta 1975, se llevaron a cabo investigaciones para contar con los ingredientes vegetales idóneos.

Entre sus prácticas sustentables destaca la vegetalización de las fórmulas, plástico PET reciclado postconsumo, plástico verde, papel reciclado postconsumo, repuestos, etiqueta desplegable y tapa “twist”.

De esa la parte vegetalizada, destaca la línea “Ekos” que tiene como principales activos el cacao y maracuya.

Ramos aseguró que cada vez más predomina el consumidor consciente de cuidar el medio ambiente, y son los jóvenes quienes prefieren los productos naturales, y aunque tengan un costo mayor, lo pagan porque son productos funcionales.

“Yo creo que el futuro de nosotros es ir hacia allá, hacia los orgánico y lo natural, es decir, un producto funcional pero que además desde la extracción de sus ingredientes haya efectos positivos para el mundo”, puntualizó la directiva de Natura.

L’Oreal Paris impulsa la cosmética capilar orgánica
Otro esfuerzo de las empresas trasnacionales por ofrecer productos cada vez más amables con el medio ambiente, pero al mismo tiempo ampliamente funcionales es el que hace la francesa L’Oréal Paris.

Puede interesarte  Bolsas de algas, alternativa al plástico convencional

La marca cuenta con una línea de productos llamada “Ever”, cuya materia prima es cien por ciento vegana, sin gluten y con ingredientes orgánicos para la cosmética capilar, explicó en entrevista con Agro Orgánico la gerente de Comunicación de L’Oréal Paris, Araceli Becerril.
Detalló que diversos ingredientes de esta línea cosmética para el cabello, como la cera de candelilla, polvo de áloe vera están elaborados con materia prima orgánica, sostenible y elaborada artesanalmente por productores mexicanos de los estados de Chihuahua, Campeche y Yucatán.

“L’Oréal Paris trabaja con comunidades de estos estados al comprar sus productos y además los impulsa a que tengan un oficio mediante un acuerdo con un grupo de productores mexicanos para adquirir a totalidad su producción.

Incluso, Becerril destacó que estos productos se pueden exportar a otros países de Latinoamérica, Estados Unidos o Canadá.

Expuso que la marca decidió acoger en su portafolio estos productos porque una de sus características “y cómo parte de del ADN de L’Oreal Paris es la innovación y el compromiso por cumplir en realidad todos los sueños de belleza de las personas”.

Coincidió en que hay una clara tendencia por parte del público consumidor por adquirir productos más naturales, orgánicos, botánicos y amables con el medio ambiente.

“Por ello el interés de cumplir ese deseo a las personas, tal y como debe ser, es una de las principales misiones de L’Oréal Paris”, aseguró Araceli Becerril.

Por lo anterior, aseguró que la empresa trasnacional tiene contemplado incluir en su portafolio de productos cada vez más opciones naturales y orgánicas como parte de su búsqueda constante de innovación y búsqueda de vanguardia.

Becerril explicó que en la renovación de la línea “Ever”, que consta de cinco opciones –también llamadas franquicias– la marca apostó por ofrecer al consumidor una alternativa para el cuidado capilar sin sulfatos, colorantes o parabenos y además en cuyas pruebas preliminares no se utilizaron animales.

Con ello, garantiza un producto vegano, libre de gluten y elaborados con ingredientes elaborados artesanalmente por productores expertos y por tanto orgánicos; y además con fragancias inspiradas en la aromaterapia que ofrece una experiencia de spa para el cabello durante su limpieza.

“Nuestra línea Ever está hecha con ingresos botánicos, con óleos preciosos, con hierbas y extractos de plantas que tienen beneficios para cada tipo de necesidades del cabello”, aseguró la directiva de L’Oreal Paris.

Destacó que el consumidor “está ávido de productos con estas características sobre todo a un precio que no sea inaccesible, por lo que hemos tenido un muy buen recibimiento porque cuando lo usan comprueban la calidad y más aún les encantan los resultados”, subrayó.
Los cinco productos de la línea Ever está dividida en cinco óleos: de coco, durazno, romero, hoja de romero y girasol.

“Son toda una experiencia, con resultados fenomenales que hace mantener la fidelidad del consumidor. Es un placer para los sentidos”, puntualizó.

*Licenciada en Periodismo, especializada en el área económica y agronegocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *