br>

Empresa familiar apuesta por chocolates orgánicos

La empresa Chocolates Torras ha ideado cuatro nuevos sabores: soya y quinoa, sésamo tostado y polen; bayas de goji y açaí y maca y jengibre

Empresa familiar apuesta por chocolates orgánicos

Empresa familiar apuesta por chocolates orgánicos

Cataluña, España. – La empresa familiar Chocolates Torras empezará a producir durante la primera semana de noviembre una nueva gama de chocolates orgánicos de distintos sabores que prevé sacar al mercado antes de acabar el año.

La firma, con sede en Cornellà del Terri (Pla de l’Estany), ha ideado cuatro nuevos sabores muy novedosos en el mundo chocolatero: soya y quinoa, sésamo tostado y polen; bayas de goji y açaí y maca y jengibre.

“Son productos muy apreciados en el mundo de la alimentación orgánica, que va claramente al alza”, destaca el gerente de la firma, Xavier Recoder.

La particularidad de esta nueva colección de chocolate negro sin gluten es que todos sus ingredientes han sido tratados sin el uso de pesticidas, ni herbicidas ni fungicidas y que llevan el sello de agricultura ecológica.

La creación de nuevos productos es una de las bazas de esta empresa familiar, fundada en 1890, que prevé cerrar el 2016 con una facturación de 10 millones de euros, un 10% más que en el año anterior. Un aumento que Recoder atribuye tanto al crecimiento de la exportación, que ya representa un 30% de la producción, como también a la buena acogida de su línea de chocolates con stevia, que supone ya un tercio de las ventas.

Torras, que tiene una gama de más de 50 productos sin azúcar y fabrica anualmente unas 2.000 toneladas, se ha especializado en el mercado de chocolates sin azúcar y sin gluten, que actualmente representan el 70% del volumen de ventas y en buscar nuevos mercados a través de la originalidad de sus productos.

Puede interesarte  Productoras de Zacatecas emprenden con quesos orgánicos

En una de las ferias del sector celebrada en Dubái en el 2015, su variedad de chocolate blanco con algas y flor de sal negra fue reconocido como el mejor producto chocolatero de la feria. Y esa línea de indagar en nuevos sabores es la que le ha llevado también a crear las tabletas de chocolate ecológico. “Hay que buscar nuevos nichos de mercado para diferenciarnos y poder competir con las grandes empresas multinacionales”.

La empresa, que empezó a exportar en 1997, está presente actualmente en 46 países de los cinco continentes. Estados Unidos ha sido el último gran mercado donde han comenzado a vender a través de un distribuidor.

Con información de La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *